Pasar al contenido principal

Etnografías Mínimas II. Del antrodevagos a los caminos de la vida.

Institución
Subdirección de Investigación
Autores
Gerardo Mora Rivera (compilador)
Palabras claves
Etnografias
Etnografías minimas
Fecha de publicación
31/03/2021
Idioma
Español
Colección
Colección de Etnografía

Reseña

Cada etnografía va quedando inscrita en diarios de campo llenos de palabras, dibujos, papelitos pegados, manchas de gasolina, grasa y sangre, flores secas, boletas, pasajes, borlas de lana, etcétera. Quedan también grabadas en conglomerados de terabytes de JPG, RAW, WAV o mp3, apiñadas en discos duros, memorias portátiles y nubes digitales, tal como antes quedaron en tubos de cera, daguerrotipos, diapositivas y cintas magnetofónicas. Este proceso de registro es riguroso, sistemático y reflexivo. Su resultado puede ser enorme, errático y multiforme. La mayor parte de ese registro vivirá encarnado en apuntes sin forma definida. También puede transformarse en manuscritos inéditos, en artículos aceptados con cambios que nunca aceptaremos o bien ser publicados en este tipo de volúmenes y en otros espacios parecidos. Elkanien implica tanto "tener guardado" como "tener escondido" (así lo aprendimos cuando hicimos nuestra práctica profesional entre comunidades mapuche y así mantuve escondidas estas mínimas durante tres años, presas de la brujería de mis propias inconsistencias).

Cuando pude recorrerlas, las organicé en numerosas categorías emergentes, de las cuales solo tres sobrevivieron: las que contraponen un conocimiento local a la "sociedad occidental" o "dominante", las que hace explícita alguna reflexión metodológica y las que convierten un viaje profesional en un viaje personal (o viceversa). Estas categorías no son excluyentes y queda en ustedes encontrar sus cruces a lo largo de este libro. Hay cuatro categorías que se disolvieron entre las que permanecieron: las que desarman prejuicios, las desacademizadoras, las que involucran corporalidad y afectividad de quienes investigan y las que incluyen humor. Los invito a encontrarlas dentro de este volumen.

Índice

11 p. PRESENTACIÓN

15 p. HACER ETNOGRAFÍA. OTRA BREVE (MÍNIMA) INTRODUCCIÓN

I

23 p. La pizarra de un palive. Nikolas Stüdemann Henríquez y Mónica Obreque Guirriman.

39 p. ¿Cómo encontrar el marisco? Fragmentos etnográficos en el universo relacional costero. Francisco Araos Leiva.

47 p. Cultura carroceira: convivencia y trabajo entre humanos y caballos en la ciudad. Ricardo Pereira de Oliveira y Ana Vianna Mendes.

65 p. Arreando al fuego en los rincones de Pumanque. Wladimir Riquelme Maulén.

73 p. (In)movilidades isleñas, emociones y materialidad. Alejandra Lazo Corvalány Diego Carvajal Hicks.

83 p. La fiesta de San Pedro desde la caleta Las Conchas, Los Vilos. Celia Cisternas Urbina.

89 p. Las manifestaciones míticas de la minería en Colliguay. Felipe Trujillo Bilbao.

93 p. Atisbos de una reunión sindical. Vivian Lay Pradel.

II

105 p. Caminares, afectividades y etnografía: pasos entre el placer, el miedo y la rabia en Santiago de Chile. Soledad Martínez Rodríguez.

119 p. El archivo, la fuente y la etnografía. Paula De La Fuente Stranger.

129 p. Volviendo a los "orígenes": experiencia etnográfica con artesanos y artesanas de Calle Larga. Carolina Chacón Contreras.

137 p. Reflexiones cortas de aprendizaje sobre la comunidad. Carla Rodas Arano.

145 p. El niño en la pileta del monumento a Schneider (o muchos retazos para una etnografía "flotante"). Inés Figueroa Gómez.

III

161 p. Organizaciones cooperativas en Nunavik, etnia inuit. Territorio ártico canadiense. Cristina Barría Knopf.

173 p. En tinta maya: etnografía turística por Yucatán y Riviera Maya. Consuelo González Pavicich, Alejandra Le-Bert Sepúlveda e Ignacia Navarrete Luco.

177 p. Pichón de ólogo pampa. José Ignacio Roca Vivona.

181 p. El accidente. Gerardo Mora Rivera.

201 p. PARTICIPAN EN ESTE VOLUMEN.