Pasar al contenido principal

Historia

Gracias a la iniciativa del director de la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos, Ángel Cabeza Monteira, se creó en 2016 la Subdirección de Investigación, mediante las resoluciones exentas N°1035 y N°1074, que le otorgan un carácter transversal para relacionar las labores de investigación en museos, archivos y bibliotecas, centros especializados de la Institución y otras Subdirecciones, en consideración y respeto a las especificidades de cada unidad.

Reunir la labor de investigación del Servicio Nacional del Patrimonio Cultural (ex Dibam) al alero de la Subdirección de Investigación, tiene por objetivo fomentar y potenciar esta tarea al interior de sus instituciones a través de un sistema que conecte a los investigadores de distintas áreas y promueva su vinculación con otras entidades públicas y privadas.

Tres ejes estratégicos motivan el accionar de esta subdirección:

  1. Fomentar la investigación en el Servicio Nacional del Patrimonio Cultural para generar nuevo conocimiento en torno al patrimonio cultural y natural que custodia y el patrimonio nacional;
  2. Potenciar el capital humano del Servicio Nacional del Patrimonio Cultural que se dedica a labores de investigación, con el fortalecimiento de su vinculación interna y externa.
  3. Difundir los resultados de las investigaciones realizadas en el Servicio Nacional del Patrimonio Cultural a través de publicaciones, congresos, seminarios y charlas, entre otras iniciativas.

En el año 2021, a través de la Resolución Nº859, se sumó a la la Subdirección de Investigación una nueva función, como se especifica en el Manual Orgánico y de Funciones para el Servicio Nacional del Patrimonio Cultural, el de Secretaría Ejecutiva del Consejo de Investigación Asesor del Serpat.

Entre las diversas iniciativas que la Subdirección de Investigación desarrolla, está: 1) La edición de libros con el sello de la Subdirección; 2) La edición de la Revista de Antropología Visual; 3) El proyecto Bajo la Lupa; 4) El proyecto Fondo de Apoyo a la Investigación Patrimonial (FAIP) y; 5) Propiciar espacios de encuentro y análisis sobre temáticas de interés para el Serpat y la Subdirección de Investigación.

 

Origen de las instituciones del Servicio Nacional del Patrimonio Cultural

El origen de las instituciones que hoy integran el El Servicio Nacional del Patrimonio Cultural (Serpat), se encuentra en los albores del Estado republicano, que desde su conformación ha promovido las tareas destinadas a crear conocimiento sobre la realidad natural y cultural de Chile, con iniciativas como la fundación de la Biblioteca Nacional en 1813 y el patrocinio de la obra de Claudio Gay, que dio vida al Museo Nacional de Historia Natural en 1830.

Los acervos documentales, bibliográficos y materiales recopilados con el afán de identificar las especies y recursos naturales del territorio, y caracterizar a sus habitantes, culturas, historias, usos y costumbres son fruto también de las tareas de pesquisa, búsqueda, indagación e investigación emprendidas entonces como parte del ejercicio de la soberanía, el aseguramiento de la viabilidad económica de la nueva República y la formación de una comunidad nacional.

Condicionada y estimulada por esta realidad histórica,  el actual Servicio Nacional del Patrimonio Cultural, ha fomentado y cultivado la investigación como requisito esencial de su existencia, pues, en definitiva, sin investigación no existen instituciones que puedan impulsar la creación, el reconocimiento y valoración de los patrimonios. En este contexto, la creación de nuevo conocimiento sobre los patrimonios, el cuestionamiento a su propia definición y sus implicancias a partir de planteamientos originados en distintos contextos, académicos, comunitarios y otros, que reflexionen sistemática y críticamente sobre su relevancia tanto para el Estado como para las propias comunidades que lo producen se transforma en un requisito de existencia y viabilidad de las instituciones que componen el Serpat.

La creación del Ministerio de la Cultura, las Artes y el Patrimonio a través de la Ley N° 21045 indica en su Capítulo II, Título I, Párrafo 7°, en su Artículo 40, que el Servicio Nacional del Patrimonio Cultural, en el ámbito de las funciones y atribuciones que le otorga esta ley, será considerada, para todos los efectos, sucesora y continuadora legal de la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos, con todos sus derechos, obligaciones, funciones y atribuciones.