Pasar al contenido principal

Proyecto Bajo la Lupa: Colección de artefactos arqueológicos de basalto del Museo Antropológico Padre Sebastián Englert de Rapa Nui

Traslado de material basáltico identificado. Fuente: Simpson, 2019

Algunas de las características definitorias de nuestra especie corresponden a cómo hemos interactuado económica, ideológica y sociopolíticamente a través del tiempo y el espacio. Desde las primeras interacciones humanas, hace unos 200.000 años, hasta la actualidad, los Homo sapiens se han conectado de múltiples modos, incluso dentro de las esferas de interacción local, regional, intercontinental y global. Interesados ​​en documentar e investigar las diversas escalas espaciales y temporales de la interacción humana, los arqueólogos antropológicos utilizan una diversidad de paradigmas, metodologías y prácticas para examinar contextos antiguos e históricos que se encuentran en todo el mundo. Para gran parte de esta investigación, la evidencia sólida de la intercomunicación y las interconexiones entre grupos humanos se ha realizado en base a estudios de caracterización elemental. Estos estudios han permitido la identificación de la fuente geológica de un artefacto (usando arqueometría) y el reconocimiento de los diversos mecanismos económicos, ideológicos y sociopolíticos responsables de la adquisición, transferencia, uso y descarte de un artefacto (usando la teoría de la arqueología antropológica). Los estudios de caracterización suelen centrarse en materias primas no perecederas y productos duros acabados que son ajenos al lugar de deposición. Varían en sofisticación desde la observación macroscópica de las propiedades físicas generales (color, tamaño, textura) hasta la observación microscópica (inclusiones, rayas) y análisis de la composición química y elemental utilizando, por ejemplo, espectrometría de masas de plasma, acoplado inductivamente (ICP-MS) y fluorescencia de rayos X (XRF).

Rapa Nui (Isla de Pascua) ha sido objeto de diversas investigaciones científicas. Gran parte de este trabajo se ha dedicado a los moai (estatuas) y ahu (plataformas), estudiando cómo estas características megalíticas veneraron a los antepasados ​ de la isla y apoyaron la organización sociopolítica, la comunicación ideológica, la (re)distribución económica y la gestión de élite sobre la antigua economía política de la isla. Aunque el moai y el ahu se han estudiado durante siglos, la investigación arqueológica de las numerosas fuentes y artefactos de basalto (piedra volcánica) de la isla, incluida su procedencia geológica y geoquímica, ha sido mínima. En consecuencia, esta falta de geoquímica integral para las fuentes y los artefactos de basalto ha restringido el potencial de los estudios de interacción antiguos en Rapa Nui.

Para llenar este vacío en la literatura arqueológica, en 2013 se estableció el “Proyecto Geoquímico Rapa Nui (PGRN)”. Los principales objetivos del PGRN incluyen: 1) identificar, geológicamente, los diversos tipos de basalto utilizados arqueológicamente y documentar las etapas de producción de artefactos y piedras de construcción; 2) dilucidar patrones espaciales y temporales de adquisición, transferencia y uso de basalto; 3) delinear la interacción económica, ideológica y sociopolítica, incluidas las vías que acompañaron y facilitaron el intercambio de piedras entre miembros de la antigua cultura rapanui; 4) destacar los atributos de la antigua economía política de Rapa Nui, mediante la documentación de la distribución espacial y temporal de las industrias arqueológicas de basalto; 5) evaluar las interpretaciones económicas y sociopolíticas planteadas por la narrativa del "ecocidio" o "colapso"; y 6) crear arqueología pública y oportunidades educativas para la comunidad local de Rapa Nui.

Durante siete años (2013-2019), el PGRN colaboró ​​con más de treinta personas de veinte instituciones de todo el mundo para realizar arqueología de campo, documentación geoarqueológica y de cultura material (cámaras SLR y fotos / videos de drones y escaneo 3D de artefactos), análisis geoquímicos (ICP-MS y XRF), datación radiométrica (C14), reconstrucciones artísticas de sitios y divulgación educativa.

Los resultados de PGRN de seis áreas de estudio revelan una diversidad de secuencias operativas para la fabricación de herramientas de basalto que son paralelas a las numerosas vías económicas, ideológicas y sociopolíticas utilizadas por los antiguos rapanui para adquirir basalto para la creación de artefactos y piedras de construcción. El PGRN identificó geoquímicamente ocho basaltos únicos durante el análisis y destacó cómo las canteras y fuentes en Ava oʻKiri y Pu Tokitoki proporcionaron la mayor parte del material utilizado para fabricar la muestra de artefactos de basalto (azuelas, picos, cuchillos y hachas) analizados en este estudio.

En esta investigación se descubrieron cuatro vías para la transferencia de basalto, que incluyeron: oportunista; comunal; (re)distribución intraconfederación; y (re)distribución de élite. Por lo tanto, la complejidad de la interacción esbozada en esta investigación refuta las proposiciones económicas, ideológicas y sociopolíticas presentadas por la "narrativa del colapso" para el período previo al contacto de Rapa Nui. En cambio, establece la interacción y colaboración común dentro y entre mata (clanes), y las dos confederaciones insulares que existieron durante el pasado de la isla, especialmente en lo que respecta al acceso y uso de piedras de valor cultural como el basalto.

Palabras clave: Economía política; geoarqueología; geoquímica; interacción antigua; Rapa Nui.

Descarga el artículo completo "La economía política de piedras arqueológicas en Rapa Nui: Identificación de las interacciones económicas, ideológicas y sociopolíticas del período pre-contacto en Rapa Nui" por Dale F. Simpson Jr.